HISTORIA

En Viedma la primera asociación que agrupó a los italianos fue el Círculo Católico de Obreros, fundado y dirigido por padres salesianos italianos. Allí se veían con connacionales, se entendían en el idioma natal, jugaban a los naipes, tres-siete, briscola, escoba y sobre todo a las bochas. Predominaban los calabreses y los romañoles. Eran menos los sicilianos, marquillanos, piamonteses y varias familias de Liguria. Después de la guerra, llegaron italianos de todas partes de la península. En esta nueva generación de inmigrantes surgió la idea de nuclearse y en el país comenzaron a aparecer “Sociedades italianas” o “Círculos Italianos”.
En 1963, en Viedma, salió al aire LU15 Radio Viedma. Esta fue una buena oportunidad para agrupar a los italianos. El 2 de junio de ese año comenzó “La hora o Audición Italiana”Las locutoras del programa, que se irradiaba los días sábado y domingo, eran Carla Cecchin, Margarita y Gabriela Fumarola, Nora Luisa Fabbri, Maria Zanotti y Dina Geri.
El grupo que dió origen a este programa fundó “La Peña Cultural Italiana” La primera comisión estuvo formada por : Luis Sala, Pablo Fumarola, Guido Bertacco, Delio Zigiotto, Guillermo Leonardelli, Mario Lini, Herberto Castello, Elvio Castello, Juan Cadorna Guidi, José Alfieri y Mariano Salicioni, al poco tiempo se unió Lino Figliozzi y el escribano Juan Vicente Oscar Bugiolacchi.
El nuevo grupo adquirió un inmueble entre las calles Gallardo y Colón. Allí estaba un salón que había sido el de música de la Escuela Normal, fundada en 1914 por el salesiano presbítero Luis José Pedemonte y el Ing. Eliseo Schieroni. Lini procuró el dinero en tres cuotas para la compra a condición que allí se alojase el Viceconsulado Italiano y una escuela de Idioma y Cultura italiana. El primer Vicecónsul fue el Dr. Pablo Fumarola. El primer presidente de la nueva institución fue Italo Falca y Lini como secretario.
La preocupación de esta comisión fue organizar la Escuela de idioma y cultura. Los cursos estuvieron a cargo de la maestra jardinera Valeria Carcani de Cecchin, y de su esposo Arsenio Cecchin. El sistema de enseñanza fue el de la Dante Alighieri, a la que el Centro se asoció y logró ser reconocida ante la Dante Roma.
Cecchin por su eficiente labor y Mario Lini por sus inquietudes fueron distinguidos por el Gobierno Italiano con la Orden de Cavaliere al Mérito de la República Italiana.
Segundo período:Pascual Gianni Presidente y Mario Lini secretario.
Tercer Período: Hector Luis Tonini Presidente y Mario Lini Secretario.
En estos dos períodos se amplió la escuela y la sede social.
Fueron grandes colaboradores: Hermanos Figliozzi, Nicolas Perissinoto y familia, Quintino Armenti, Isaías Usai, Arrigo Culetto, José Pastorelli, Vito Brogna, Elpidio Ferri, Roque y Salvador Zappone, Plácido Pietropáolo, familias Baldizzone, Cevoli, Decandia, Fabbri, Lazzarini, Ortiz, Naretto, Nicoletti, Passarelli, Infantino, Razzari, Taraborrelli, Tordi, Capponi, Antonio y Luis Tonini, Marcelo Bagli, Decillo, Mario De Rege, Dalmiro Di Marco, doctor Luis La Valle, Jorge Tassara.
Posteriormente la Presidencia fue ocupada por Mario Lini. Se amplió la sede social con la construcción del salón de fiestas.
“La Peña” tenía su obra social en combinación con el Colegio Médico local, la que cubría las prestaciones de visitas e internaciones. A Lini lo sucedieron Roberto Tronelli y Alfredo Bozzetti.
Durante la presidencia de Tronelli se procedió a la reforma del estatuto de la sociedad y se cambio el nombre por “Centro Cultural Italo Argentino”, este cambio tuvo como fundamento adecuarse a los nuevos tiempos, de modo que las nuevas generaciones se sintieran más a gusto en instituciones cuyo nombre abarcase las dos nacionalidades.
Durante las dos presidencias posteriores la institución vivió momentos de crisis profunda, pero entre otros Alfredo Bozzetti, Héctor Luis Tonini, José Fazzio, Quintino Armenti, Guido Del Ministro, Tomás Armando Rebora, Flavia Perissinotto lograron reorganizarla y comenzar con la construcción de una nueva cocina, de fogones cubiertos un salón menor para 40 personas, cambio de pisos, arreglo de techos y pintura general.
En esa época cumplio una gran tarea la Subcomisión de damas: Juanita Alfieri, Ida Reggiani Alfieri, Fanny Payeras, Adelina Zungrone de Valsecchi, Ana Tonini, “Mamá” Otolini, Ana Caterina Aveggio entre otras.
En el mes de febrero de 1995, se insta a reabrir la escuela del Centro Cultural Italo Argentino, con cursos para niños y adultos. Las docentes a cargo fueron: Ana Caterina Aveggio, Maria del Carmen Company, Ana Josefina Trigilia, Laura Buonaiuto y Mario Lini.
“El Centro Cultural Italo Argentino”, es una asociación civil sin fines de lucro que tiene por objeto la conservación e incremento del espíritu de unión entre italianos, argentinos y demás habitantes del país. A tal efecto promueve reuniones y actos de carácter social, cultural, artístico y recreativo que contribuyen a consolidar cada vez más los vínculos tradicionales de amistad entre Argentina e Italia.

CONSEJO DIRECTIVO

Gaston Cambarieri Pro Tesorero

Gastón Cambarieri

Pro Tesorero
Andrea Vaello Tesorera

Andrea Vaello

Tesorera
Claudia Vidone Secretaria

Claudia Vidone

Secretaria